Cómo mimar sus Pies

Hay una parte de nuestro cuerpo a la que prestamos poca atención: los pies y esto quizá porque no tenemos en cuenta que su buena condición determina dos factores importantes de belleza:
 
Expresión:  Cuando nos molestan los pies, hacemos gestos inconscientes de dolor e incomodidad. Estas muecas se reflejan tanto en una expresión desagradable, como en las condiciones de la piel. Las expresiones faciales producen movimientos en los músculos de la cara que con el paso del tiempo se convierten en líneas y arrugas.

Postura: Los pies doloridos nos obligan a tomar posiciones incorrectas cuando estamos de pie, cuando caminamos y cuando nos levantamos. Y una mala postura deforma la figura y produce molestias como el dolor de espalda.

Además, cuando vamos de vacaciones, a playas y balnearios, nuestros pies quedan expuestos a la vista de todos. Y aunque no tengamos unos diminutos y lindos “pies de Cenicienta”, siempre podemos mostrar unos pies sanos y bien cuidados.
 
Tratamiento exfoliante para pies

    * 1 o 2 cucharadas de sal de mar.

    * 1 cucharada de aceite de caléndula (se
      consigue en tiendas naturistas).

    * 3 gotas de aceite esencial de menta.

    * 10 gotas de limón.

En un recipiente pequeño, combine la sal con los aceites y el jugo de limón hasta que la sal se suavice un poco. Meta los pies en una tina con agua tibia durante quince o veinte minutos, hasta que la piel se sienta suave. Séquelos con una toalla. Con la mezcla, masajee sus pies aproximadamente cinco minutos; ponga especial atención a las partes ásperas o con callosidades. Enjuague con agua tibia y seque perfectamente. Por último, cubra sus pies con unos calcetines de lana tibios.

Baño para pies cansados

    * 2 gotas de aceite de té de árbol.

    * 2 gotas de aceite de lavanda.
      (Ambos se consiguen en las tiendas que venden aceites esenciales).

Agregue los aceites a una tina pequeña de agua templada y meta sus pies diez o quince minutos. Puede usted también realizar un baño de aromaterapia para relajar y descansar los pies si le pone al agua de ocho a diez gotas de algún aceite esencial o la combinación de varios y un gel para baño o sales aromáticas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>