Cómo usar el color para mejorar tu look

De hecho, el color es una de las formas más fáciles de generar climas o crear “ilusiones”. Con una paleta de colores bien elegida y un ojo apto para la armonía y el equilibrio, se puede usar el color para:

Luce más alta: Viste de la cabeza a los pies en un color o tonos de un color, e instantáneamente parecerás más alta. La ropa monocromática atrae al ojo hacia arriba y hacia abajo, alargando visualmente el cuerpo. Es una elección popular para una gran cantidad de mujeres, particularmente para las de talla más pequeña.

Luce más delgada: Los colores suaves y brillantes enfatizan, los colores oscuros y aburridos minimizan. Si tienes una parte de tu cuerpo que quieres que aparezca más pequeña, pónte una ropa de color oscuro. Este truco es una de las muchas razones por las cuales persiste el “vestidito negro”.

Distrae la atención: ¿Quieres desviar la atención de una zona particular de tu cuerpo? Entonces usa un color contrastante en algún lugar para desviar la atención de esa parte problemática. ¿Odias tus caderas? Ponte color en tu rostro para que la gente mire hacia allí.
¿Tienes grandes piernas? Haz de ellas el punto focal de tu conjunto con medias o zapatos fabulosos. Es un truco rápido y fácil.

Concentra la atención: ¿Tienes ojos azules como el océano? Hazlos resaltar usando una falda del mismo color. ¿Tienes una cintura que inspira envidia? Usa ropa de un color y un cinturón de otro. Siempre conviene dirigir la atención al lugar donde la gente mira.

Crea drama escénico: ¿Quieres volverse “conocida” a causa de tu estilo para vestir? No gastes una fortuna persiguiendo las últimas tendencias en la moda: deja que el color haga ese trabajo. Empiza con una gran selección de neutros, y usa colores que salten a la vista rápidamente o estampados para armar t paleta básica. La gente pensará que gastas una fortuna en tu vestuario cuando en realidad estás simplemente, sacando al máximo el jugo al color, y de la manera más efectiva.

Estas son solamente algunas de las formas en las cuales puedes usar el poder del color para tu beneficio. No hay que tener miedo de experimentar con diferentes tonos.

El negro y los neutros son la gran materia prima de tu guardarropa, cierto, pero tampoco hay que caer en la trampa de pensar que siempre hay que apostar a lo seguro. Procura incorporar otros colores que favorezcan tu tono de piel y mejoren tu belleza para crear “ilusiones” y desvíen la atención.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>