Cómo transmitir una imagen de seriedad

Desde salas de reuniones, clases, encuentros de asociaciones hasta reuniones de padres, puedes ver personas mostrándose en atuendos inapropiados que, no obstante, pretenden ser tratados como gurúes o como si lo supieran todo. 

Pero si ni siquiera saben cómo vestirse en forma correcta, ¿cuánto pueden saber de otras cosas en verdad? Esta parece ser la pregunta del millón; la pregunta que ha sido capaz de detener el ascenso de tantos profesionales prometedores.

Se suele hablar de “El Traje del Poder” porque el traje evoca un sentimiento de poder y hace que quien lo usa se sienta poderoso. Desde ya, no es apropiado para cualquier lugar de trabajo o cada situación, pero es imposible negar el respeto que emana un traje de estilo clásico bien llevado. 

Las prendas de vestir capaces de comunicar seriedad, fuerza, firmeza, organización y decisión son aquellas que están compuestas de:

  • Tela sólida.
  • Líneas rectas.
  • Cortes marcados.
  • Calce apropiado.
  • Apariencia recatada.
     

Algunas de las prendas que pueden venir a tu mente, en consecuencia, son:

  • Traje.
  • Chaqueta.
  • Camisa.
  • Camisa Polo.
  • Chaleco.
  • Pantalones rectos.
  • Falda tubo.

Las líneas fuertes y decisivas de la vestimenta estructurada repiten las cualidades que buscamos en un líder. De hecho, aquellos que comúnmente están al mando de grandes grupos de personas (países, grandes empresas), con frecuencia, visten ropas estructuradas.

Por lo tanto, si estás buscando una posición de liderazgo, como capataz o gerente de ventas, por ejemplo, alcanzarás tus objetivos en forma más rápida usando prendas y elementos de vestir (collares, telas sólidas, colores oscuros) que se correspondan con tus objetivos.

Entonces, ¿cómo vestirse para cada ocasión?

Si quieres hacer que te vean como un líder, ya sea que estés intentando convencer a la opinión pública en una cadena de televisión o enseñando a un grupo de niños de tres años a aplaudir al ritmo del compás, tú debes vestirte como tal. 

Equipara tu atuendo a la formalidad requerida por la situación, desde luego, pero también incorpora elementos que se asemejen a la percepción fuerte y firme de la persona que está a cargo.

Sí, puede ser un poco complicado en un principio, pero una vez que veas lo efectivo que es, encontrarás que vale la pena el esfuerzo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>